Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://hdl.handle.net/10596/6575

Título : Bioética de la atención de enfermería al enfermo terminal
Autor: León Correa, Francisco Javier
Editorial : Universidad_Nacional_Abierta_y_a_Distancia
Fecha: 2003-05-20
Idioma: spa
es
Palabras Clave: Bioética
Enfermo terminal
Escuela: Universidad Católica de Chile. Santiago de Chile.
Formato: pdf
application/pdf
Tipo de Recurso Digital: info:eu-repo/semantics/article
Journal
Descripción del contenido : Aunque parte importante de las decisiones que han de tomar los equipos de salud en la atención a enfermos terminales corresponde al médico o al equipo médico, no es menos cierto que las consecuencias de esas decisiones afectan de manera muy clara el quehacer diario y la conciencia de las enfermeras que deben cuidar y atender a esos pacientes. Y, por otra parte, los cuidados de enfermería que deben darse a los enfermos terminales también plantean sus propias tomas de decisiones éticas que han de saber resolver -o intentar resolver- las propias enfermeras. Además, en la fase final de la vida «disminuye lentamente la función del médico y se hace más importante la de la enfermera: pasa a ser una importante fuente de información y consulta, y toma cada vez más la iniciativa» (1). Como señalan expertos en cuidados paliativos, «el médico, cuando considere que el proceso es irreversible y terminal según los indicadores científicos objetivos, abandonará la idea de curar y se empleará a fondo en el oficio “muyexigente de ciencia, competencia y humanidad, que consiste en aliviar y consolar, en procurar su mayor bienestar material y espiritual, así como prestar su apoyo a los allegados de éste” (1). Desde el punto de vista clínico, es bien conocido que los pacientes que son ayudados a enfrentarse con la muerte y a sobrellevar ese conocimiento, atraviesan esta etapa con más paz y con menos síntomas de alteraciones del comportamiento» (2). La mayoría de estos pacientes no fallece de forma súbita, sino que normalmente entra en un período de deterioro gradual muy importante con disminución progresiva del nivel de conciencia, cambios bruscos o crisis con fallos orgánicos multisistémicos, etc. El tiempo que transcurre desde el inicio del coma a la muerte es muy variable y va desde unas pocas horas a un par de semanas, pero generalmente ocurre en 24-48 horas. Este sería el período propiamente terminal del enfermo, aunque aquí utilizaremos un concepto más amplio que puede comenzar cuando se diagnostica una enfermedad o situación crónica irreversible, que va a causar la muerte del paciente. Son situaciones que producen un gran impacto emocional tanto en el paciente como en la familia y en el propio equipo sanitario que ha estado intentando su curación, el cual debe cambiar desde ese momento el enfoque y la finalidad de su actuación (3).
URL: reponame:Repositorio Institucional de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia
instname:Universidad Nacional Abierta y a Distancia
URI : http://hdl.handle.net/10596/6575
Relación del contenido: Bioética
ISSN : 2462-9448
Aparece en las colecciones: Revista : NOVA Vol.1 N.1 2003

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
vol01n01art03.pdfArtículo46.09 kBAdobe PDFVisualizar/Abrir


Los ítems de DSpace están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.