Please use this identifier to cite or link to this item: https://repository.unad.edu.co/handle/10596/19944
Title: Desplazamiento factor desencadenante en la baja autoestima
metadata.dc.creator: Magri Torres, Liliana Maria
Publisher: Universidad Nacional Abierta y a Distancia UNAD
metadata.dc.date.created: 2005
metadata.dc.language.iso: spa
metadata.dc.subject.keywords: Desplazamiento forzado- Colombia
Autoestima
Psicología Social
metadata.dc.format.*: pdf
application/pdf
metadata.dc.type: Proyecto Aplicado o Tesis
Abstract: El desplazamiento forzado se origina en el conflicto armado, por lo cual la política de prevención y atención de este problema fue concomitante con la política para la promoción y el respeto de los Derechos Humanos y El Derecho Internacional Humanitario. La política de atención y prevención del desplazamiento forzado se circunscribe dentro de las estrategias para la paz, la prosperidad y el fortalecimiento del estado contenidas en el Plan Colombia. La política de los Derechos Humanos presentada por el actual gobierno plantea como objetivos el respeto, la promoción y garantía de los derechos fundamentales, la humanización del conflicto y el diseño de herramientas para la atención de las violaciones a los derechos. La atención a la población desplazada estará articulada con las acciones del estado orientadas a la estabilidad económica y social, el fortalecimiento de la seguridad nacional y de justicia y primordialmente, el logro de la paz. Mientras persista el conflicto, el estado buscará proteger a la población de las agresiones de los actores armados. Por esta razón se requiere una fuerza pública más fortificada y tecnificada, con un compromiso indiscutible de actuar apegada a las normas del estado de derecho, como garante de la protección de los Derechos Humanos . La prevención y protección de los derechos de la población requiere de un sistema de justicia fuerte, ágil, y que permita un acceso equitativo de la población a los servicios de la justicia. En este mismo sentido, se evita la repetición de los hechos que causan el desplazamiento, con la estabilización de la economía, el fortalecimiento de programas para la generación de empleos y el crecimiento regional y nacional. Mientras el gobierno trata de hacer realidad todo aquello que ha mencionado los campesinos abandonan el campo por la inestabilidad política y económica, según calculo diario llegan a las ciudades cientos de personas, la situación no augura un futuro halagüeño. Las dificultades de “Los pobres” se disparan cuando estos se aglutinan en sectores geográficos bien definidos, con la creciente concentración de desheredados, por lo general de alguna minoría, aumenta el desempleo, la dependencia (generalmente prolongada) de la seguridad social, los problemas de salud publica y lo que es más alarmante la delincuencia. La inmigración masiva a las ciudades suele desencadenar altos niveles de desempleo y subocupacional cuando el mercado laboral es incapaz de absorber el número cada vez mayor de solicitantes de trabajo. No debe pasarse por alto la catastrófica incidencia de la superoblación en la ecología. Los campos y granjas de las cercanías desaparecen al expandirse la Urbe. En la ciudad aparecen con o sin razón, como un espacio de progreso y de libertad, un espejismo de oportunidades de todo tipo, un lugar obligado de vida. “Los expertos” no vislumbran soluciones para las deficiencias de vivienda, alcantarillado, agua potable que padecen miles de personas de los barrios humildes. Tampoco hallan medios eficaces para eliminar el delito, el deterioro ambiental y la contaminación. Los barrios viviendas de bajos recursos se convirtieron en los peores centros de delincuencia, vandalismo y desesperanza social. Recordemos que la ciudad no solo se compone de edificios y calles, sino de habitantes. En último termino, son las personas quienes deben cambiar para que esta mejore “la mejor medida económica que puede adoptar un municipio es cuidar e instruir a los hombres”. Se resalta la experiencia vivida con los desplazados de la comunidad de Villa Esperanza en el Municipio de Malambo (Atlántico), se interactuó con cada una de las familias a través de la observación directa, orientándolos, ayudándolos a seguir adelante, valorándolos, hacerles sentir que son unos seres importantes para la comunidad en general, que merecen ser atendidos y acogidos por el Estado Colombiano no solo de promesas y engaños, sino con demostraciones sinceras y de sensibilización. “Porque el hombre aunque viva en las peores condiciones infrahumanas no deja de ser un ser humano”.
URI: https://repository.unad.edu.co/handle/10596/19944
metadata.dc.subject.category: Psicología Social Comunitaria
metadata.dc.coverage.spatial: cead_-_barranquilla
Appears in Collections:Psicología

Files in This Item:
File Description SizeFormat 
lmmagrit.pdfDesplazamiento factor desencadenante en la baja autoestima417.22 kBAdobe PDFThumbnail
View/Open


Items in DSpace are protected by copyright, with all rights reserved, unless otherwise indicated.