Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://hdl.handle.net/10596/20222

Título : Incidencia del comportamiento de la Y el joven en la participación comunitaria del sector Chota- municipio de Cumbal
Autor: Ruiz Rosero, Doris Lucia
Fecha: 2003
Formato: pdf
Tipo de Recurso Digital: Proyecto Aplicado o Tesis
Descripción del contenido : Los jóvenes del sector Chota del Municipio de Cumbal, se han convertido en el transcurrir de este proceso en la razón de ser, para este proyecto de Investigación – Intervención, dado desde las Ciencias Humanas, más concretamente en la Psicología Social, que no es otra cosa que el estudio de la manera como sentimos, pensamos y somos afectados por los otros y la manera como actuamos con relación a ellos, reconociendo el carácter social de toda persona desde que nace hasta que muere, pero sin desmeritar la esencia de su propio ser. Estos jóvenes son el producto de una serie de factores psico-sociales que determinan en ellos diversos comportamientos adaptables a las circunstancias, a los grupos, a las culturas, a su comunidad, los cuales poseen responsabilidades, desempeñan diversos roles dentro del entramado social (familiar o colectivo), tienen ambiciones, inquietudes, expectativas, dudas para consigo mismos, para con los demás y para con el futuro que les espera. Esta etapa del desarrollo humano atraviesa los mayores cambios que aparecen desde la adolescencia hasta la edad adulta, en ella se consolidan los pilares para el crecimiento y formación individual, al igual que se edifica lo que va a ser su incorporación social, su reconocimiento con los otros. Aprovechar sus potencialidades y capacidades fue uno de los fines a alcanzar, lo mismo que desarrollar su sentido de pertenencia hacia su comunidad; mirar la influencia que ejercen una serie de agentes externos que facilitan la socialización y la acción transformadora de un contexto. Reconociendo que todo ser humano esta en constante cambio y los jóvenes no podían ser la excepción de esa transformación; como modificadores no solo de su fisionomía corporal, sino de su entorno. Muchas de las grandes transformaciones nacieron de los fermentos de los jóvenes. Siempre han sido ellos, los que han tenido la fuerza, la valentía de oponerse a la masificación, a la privación de la libertad, de ser y actuar de acuerdo a sus convicciones y su propia vida. En toda la humanidad han sido los jóvenes los que han llevado a estallar algún tumor crónico adulto, pero también han pagado un alto precio por la miopía de estos respecto a sus problemas. Los jóvenes piden que se los guíe a descubrir, a realizar los verdaderos valores de la vida, el gusto a valorar, a crear. Ellos saben que todo es posible, si se lucha para alcanzarlo. Aunque muchas veces son las condiciones de vida, las pautas de crianza, los patrones culturales, las representaciones sociales, su andamiaje histórico y la concepción que tienen sobre si mismos los que impiden en muchos casos la satisfacción personal y la poca credibilidad de sus fortalezas que desencadenan en restricción al encuentro y relación con los otros. Son estas razones las que justifican y describen la situación de vida de este grupo de jóvenes, para los cuales sus deseos de inmersión en el acontecer social de la comunidad se ha dificultado por la incidencia de varios factores que hacen que se acreciente la brecha entre jóvenes y adultos, marcando la diferencia, el grado de experiencia y madurez que se posea. A raíz de ello surge la necesidad de un análisis a su entorno socio – cultural e histórico que permite comprender de una manera clara la realidad cotidiana de vida en la cual se encuentran los jóvenes, que abarca desde su contexto socio – económico comunitario hasta la estructura familiar como derivantes de unos comportamientos acordes a dichas condiciones y normas, pero sin perder la esencia misma de cada persona; estos rasgos característicos que se conocen como personalidad, pero que también es producto de otros factores como: la motivación, la actitud, las emociones, la percepción, el aprendizaje, entre otros. Toda persona es un constructo integral: biológico, psicológico y social que encuentra dentro de esa estructura las pautas para su desarrollo, pero que además se mantiene en un constante cambio, en una dinámica de aprensión, donde se interactua con los otros seres para influir y ser influido por ellos. Todo lo anterior bajo unas políticas humanas, donde lo importante son las personas, su creciente desarrollo y su sentido de autorealización. Esta visión holística del ser humano llena de esperanza y confianza hacia las futuras generaciones, porque son ellas las bases de un nuevo mundo. Los jóvenes son aquellos seres que han interiorizado un contexto que lo consideran suyo, pero que también miran en su intervención una forma de lograr cambios. Para potencializar esa capacidad interventora en el joven con su estructura social, se trabajó bajo los lineamientos de la I.A.P., que posibilita la intervención directa en el accionar mediante la participación colectiva de cada uno de sus miembros en la búsqueda de mejores alternativas que lleven a solucionar y satisfacer aquella necesidad que se hizo emergente. La I.A.P., muestra que los agentes sociales son los propios responsables de su realidad. Pero como todo proceso requiere de unas fases que poco a poco se fueron edificando, de acuerdo a las circunstancias, a los nuevos retos, a las alternativas y necesidades que tanto los jóvenes como el resto de la comunidad fueron sacando a flote, que aborda los siguientes pasos: Sensibilización y acercamiento, diagnóstico y descripción de problemáticas, intervención a través de una propuesta que facilite unas alternativas de solución a una de ellas y la evaluación que apunte hacia la obtención de logros y el reconocimiento de falencias. Este proceso fue abordado y trabajado a través de una propuesta de intervención, en la cual el joven reconozca la importancia de su socialización y participación directa con el entorno, mediante jornadas de vida teórico – prácticas que le permitan reconocerse como ejes que estructuran y dan forma a lo comunitario. Reconociendo su capacidad de decisión, opinión, liderazgo, pero sin que olvide que él no está solo, sino que hace parte de una serie de relaciones interpersonales con su familia, amigos, grupo, vecinos, conocidos y con el resto de su sociedad. Desde esta óptica se ha desarrollado un proceso que dio forma a este proyecto, procurando que aquellos jóvenes sin perder su identidad, sus valores, sus costumbres, sus hábitos, su esencia, posibiliten su formación y mejoren su accionar colectivo.
URI : http://hdl.handle.net/10596/20222
Relación del contenido: Psicología Social Comunitaria
Cobertura regional / País: cead_-_pasto
Aparece en las colecciones: Psicología

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
TESIS INCIDENCIA DEL COMPORTAMIENTO.pdf1.55 MBAdobe PDFVisualizar/Abrir


Los ítems de DSpace están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.